"Admito que siempre fue una obsesión descubrirla, atraparla en pleno vuelo, la amé más allá de los límites de la comprensión humanay no pregunten como es eso posible; simplemente no lo es. Dejé que me consumiera como cuando consume sus Malboro y no espera que alguien llegue a acabar con su vicio. El problema es que me fue fácil hacer de ella mi propia perdición, creo que cualquier hombre en algún momento de tremenda reflexión, ha pensado lo mismo acerca de la fémina silueta que se levanta de la cama a las seis de la mañana, se viste frente a él y no le importa si está cansado o sólo está fingiendo, simplemente se arregla para un día más en el que él no está en sus planes.Es ahí cuando todo hombre pierde la cabeza, se enamora, se desquicia.”

"Admito que siempre fue una obsesión descubrirla, 
atraparla en pleno vuelo, la amé más allá de los límites de la comprensión humana
y no pregunten como es eso posible; simplemente no lo es. Dejé que me consumiera como cuando consume sus Malboro y no espera que alguien llegue a acabar con su vicio. El problema es que me fue fácil hacer de ella mi propia perdición, creo que cualquier hombre en algún momento de tremenda reflexión, ha pensado lo mismo acerca de la fémina silueta que se levanta de la cama a las seis de la mañana, se viste frente a él y no le importa si está cansado o sólo está fingiendo, simplemente se arregla para un día más en el que él no está en sus planes.
Es ahí cuando todo hombre pierde la cabeza, se enamora, se desquicia.”

-No sé.. el domingo tiene un olor diferente, ideal para los que están juntos, repugnante para los que están solos, respondió bajando la mirada. - Pero tú tienes a alguien, no debería de ser tan difícil. -A veces pienso que es mejor estar solo, suspiró.Imagínese lo difícil que es estar bien para alguien. Él no me puede ver así.. se aburriría de mí. Es así como no puedo disfrutar de mis momentos tristes; es así como ahora tengo con quien desahogarme, pero no tengo el valor para hacerlo porque me causa pavor. He ahí el problema de tener algo que perder.

-No sé.. el domingo tiene un olor diferente, ideal para los que están juntos, repugnante para los que están solos, respondió bajando la mirada.
- Pero tú tienes a alguien, no debería de ser tan difícil.
-
A veces pienso que es mejor estar solo, suspiró.
Imagínese lo difícil que es estar bien para alguien. Él no me puede ver así.. se aburriría de mí. Es así como no puedo disfrutar de mis momentos tristes; es así como ahora tengo con quien desahogarme, pero no tengo el valor para hacerlo porque me causa pavor. He ahí el problema de tener algo que perder.

Despuès de un tiempo uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse y una compañìa uno significa seguridad. Y uno empieza a aprender que los besos no son contratos y los regalos no son promesas.

Verónica Shoffstall

Ella lo extrañaba de tal manera que le parecía imposible expresarlo con palabras; aunque caminaran agarrados de la mano, aunque estuvieran a dos centímetros de distancia, ella lo extrañaba, porque él ya no era él, porque estaba sin estar, porque la amaba sin amar. Y ella aferrada a una imagen del pasado y con la certeza de que viviría toda su vida al lado de una cáscara vacía, sólo le quedaba extrañarlo.

De mi autoría.